Recuperarse tras haber sufrido un Ictus

Recuperarse tras haber sufrido un Ictus

Neuroclínica Méndez Berenguer está especializada en la rehabilitación neurológica de pacientes que han sufrido accidentes cerebro-vasculares (ACV) o Ictus. Dentro de estos, los leves tienen un buen pronóstico y suelen ser, al minusvalorarse el impacto de una recuperación parcial sobre el bienestar del paciente, los “grandes olvidados” en los sistemas sanitarios.
Una persona que ha sufrido un Ictus, debe ante todo, prevenir que ocurra un segundo episodio, (la probabilidad es de un 12% mayor de volver a sufrir otro en el siguiente año), a la par que ello, debe iniciar un tratamiento neurorrehabilitador que le permita superar las secuelas que le haya dejado. Prevenir y recuperar funcionalidad son los ejes en los que centrar el trabajo sobre aquellos pacientes afectados por un Ictus. Si éste ha sido leve, el paciente podría incluso recuperar sus actividades habituales y volver a su normalidad.
Por ello, es muy importante reducir al máximo el tiempo desde el episodio al inicio del tratamiento rehabilitador. Cuanto menor sea éste, mejor pronóstico se tiene. Además, en una evolución positiva, también influyen otras variables, como la personalización y la intensidad del tratamiento, un abordaje integral del mismo, trabajar todas las limitaciones, tanto físicas como cognitivas, en actividades de la vida cotidiana, a nivel de expresión y lenguaje, aspectos emocionales, etc.
Neuroclínica Méndez Berenguer es una clínica multidisciplinar, con excelentes profesionales y resultados, avalados por su trayectoria de más de 15 años de experiencia en este campo.