Política de Calidad

Neuroclínica Méndez Berenguer asienta su Política de Calidad en la búsqueda de una mejora continua del centro (en todos sus recursos, medios y protocolos), garantizando con ello, una mejor calidad en la oferta asistencial de la clínica.
Para ello respetamos los siguientes principios de actuación:
1.- El paciente es nuestra prioridad, por lo que tratamos de asegurar su satisfacción mediante la implantación y seguimiento de un modelo de calidad propio orientado no sólo a la prestación de una asistencia sanitaria especializada en Sistema Nervioso y Neurorrehabilitación, sino también hacia aquellas otras actividades que puedan suponer un valor añadido a este servicio, cual es el esfuerzo por respaldar humanamente al paciente y a su familia.
2.- Cumplimiento con todos los requerimientos legales para ofrecer un servicio asistencial de calidad desde una organización ejemplar en su eficiencia e implicación humana, concretada en la práctica profesional de unos valores que hacen realidad en el paciente y en su familia, nuestro compromiso de profesionalidad, autoexigencia, dedicación, experiencia, calidad científico-técnica y atención personalizada.
3.- Creemos igualmente en la necesidad de una mejora planificada y sistemática del modelo de calidad basado en la obtención de datos objetivos y retroalimentado de forma continuada en todas las áreas de nuestra organización y disciplinas de trabajo.
4.- Por ello prestamos gran atención a la capacitación y formación de nuestro personal como un medio necesario para una mejora constante de nuestros servicios, en último término, para lograr la satisfacción y confianza de todos los pacientes atendidos en esta clínica.
Desde la Gerencia de Neuroclínica Méndez Berenguer, y puesto que creemos imprescindible una comunicación adecuada para avanzar en la mejora de la calidad, nos cercioramos de que esta Política de Calidad sea conocida y entendida por todo el personal que trabaja en esta clínica, por lo que nos aseguramos de difundirla y de mantenerla actualizada.

En definitiva, entendemos que el respeto a estos principios es el espacio desde donde trabajar para mejorar la atención prestada al paciente.